Mauricio Macri, frente a un dilema clave para su futuro – Por: Ricardo Kirschbaum

Los banqueros reunidos con Caputo sugieren ponerle un techo al dólar por tres meses.

El jefe del Banco Central se fue aduciendo que los mercados le habían retirado la confianza. El sacrificio de Sturzenegger estaba cantado por una corrida contra el peso que adquiere cada vez mayor velocidad: desde diciembre, el peso ya se ha devaluado el 61%. Esta falta de credibilidad no se agota con el reemplazo del presidente del BCRA. Tiene un alcance más amplio y profundo sobre la gestión del presidente Macri. El dilema no es simplemente si Luis Caputo, el nuevo jefe del Central, cuenta con más o menos habilidad para emitir bonos y endeudarse, atributo que ya ha demostrado muchas veces que posee, sino en la decisión que tenga Macri para atravesar este muy delicado momento.

La respuesta ha sido la decapitación de su amigo Cabrera, pero sobre todo el desplazamiento de Aranguren, uno de los íconos de un gabinete amplio pero fofo. En el primer caso, lo reemplazará por un hombre vinculado a ideas de reactivación; en el segundo, ha puesto a un ministro de confianza sin el alto perfil y los ictus de autonomía que exhibía el ex titular de Shell. Aranguren ha sido, además, el blanco predilecto de Carrió y, también, de la oposición. Quizá la caída del ministro haya sido una prenda de paz después del escandalete público que armó por el aborto.

La corrida está cambiando el paisaje del poder y Macri parece haber tomado nota que es imprescindible apoderarse de la iniciativa política. En medio de esta crisis, con una nueva emisión de bonos que Caputo lanza este lunes para probar el humor del mercado tras los cambios, está también la propuesta que dejaron los banqueros de ponerle un techo temporario al dólar por tres meses, recomendación que se contradice con la carta de intención firmada con el Fondo. Pero si el proceso de dolarización se profundiza, es decir que masivamente los depósitos se van al dólar, la crisis tendría consecuencias políticas de vasto alcance.

La devaluación provoca pérdida del poder adquisitivo del salario, una forma de ajustar la economía. Y al mismo tiempo le permite a la administración disminuir el déficit fiscal. Si se admitió que el crecimiento de la economía será nada ( 0,4%) lo que se viene es un gran parate de una economía que ya resentida. Todo esto con un panorama internacional descorazonador: la tasa en EE.UU. sube y en cada incremento cruje el mundo y, es obvio, sufren más las economías débiles, como la Argentina.

La caída de Sturzenegger y el encumbramiento de Caputo está acompañado por el fortalecimiento del ministro Dujovne. Ha sido designado coordinador del área económica. Todavía no se conoce cuál ha sido la devolución de sus pares del Gabinete a los reclamos de recorte que ha hecho Dujovne, que ha negociado -junto con el actual jefe del Central- con el FMI, aunque tuvo que digerir que no haya sido elegido para acompañar al Presidente a su reunión con la jefa del Fondo en Canadá.

Estos movimientos en la cúpula del Gobierno podrían extenderse y acoplarse, a la vez, con negociaciones serias para ampliar su base política. Macri está tironeado entre las necesidades electorales y las tareas que la urgencia le reclama que pueden afectarlo. Esas decisiones impactarán sobre sus chances de reelección. Pero antes de que la gente elija, debe elegir él qué privilegia.

Fuente: Clarín

Comentarios

comments

Powered by Facebook Comments

avatar

About Daniel Salmoral