2703423w1033

Mauricio Macri: “El peronismo sabe que no hay más lugar para la locura”

Tras recibir el respaldo de los líderes mundiales al acuerdo con el FMI , el presidente Mauricio Macri le envió un mensaje al peronismo desde Canadá, donde asistió como invitado a la Cumbre del G-7, al subrayar que “no hay otro camino” que el trazado en el acuerdo con el Fondo para acelerar la reducción del déficit fiscal .

-¿Cómo resultó la reunión con Lagarde?

Legrade y Macri se reunieron ayer antes de la sesión del G-7
Legarde y Macri se reunieron ayer antes de la sesión del G-7 

 

-¿Y cómo se sigue?

-¿Los líderes de la cumbre manifestaron su apoyo?

-Sí, hablé con la canciller [de Alemania, Angela] Merkel, el primer ministro [de Japón, Shinzo] Abe, con [el primer ministro de Canadá, Justin] Trudeau, quien me felicitó, al igual que [la primera ministra británica], Theresa May.

Mauricio Macri con primera ministra del Reino Unido Theresa May y el Ministro de Relaciones Exteriores y Culto Jorge Faurie
Mauricio Macri con primera ministra del Reino Unido Theresa May y el Ministro de Relaciones Exteriores y Culto Jorge Faurie 

 

-Tras el acuerdo se abre una etapa de reducción del déficit para cumplir con las metas. ¿Dónde se va a focalizar el ajuste?

-Primero, hay que entender que lo logrado es algo inédito en nuestra historia, por el apoyo mundial, por la cantidad de dinero, por la flexibilidad y el entendimiento frente al plan de los argentinos. Todo esto es una enorme oportunidad para que la Argentina consolide un camino de crecimiento y desarrollo. El objetivo es lograr desarrollarnos, que la Argentina crezca de forma federal y se generen millones de puestos de trabajo. Nadie discute la capacidad de la Argentina en generación de alimentos, en energía renovable, en minería, en servicios con valor agregado, es una potencia futura si hace las cosas que debe hacer. A partir de ahí, lo que hace falta para cumplir con el plan es responsabilidad de toda la dirigencia argentina. El Estado no puede seguir gastando más de lo que tiene. Y esa es una discusión que se va a dar en los próximos meses entre todos los dirigentes de la política, el empresariado, las universidades, los gremios. Todos debemos recuperar una sensatez que no hemos tenido en 70 años, porque lo que está en juego es el futuro de los argentinos.

-¿Y qué le pide a la oposición?

-Que discutamos con la verdad sobre la mesa, que no sigamos engañando a la gente diciéndole que hay soluciones mágicas. Hay un crecimiento que se viene dando en la Argentina, que con la sequía, la corrida cambiaria y el precio del aumento del petróleo, va a ser menor. Si queremos acelerar el crecimiento, la política tiene que saber vivir con los recursos que tiene. Además, necesitamos bajar los impuestos. Los argentinos están pagando impuestos por demás.

El presidente Mauricio Macri participó de la fotografía oficial junto a los demás líderes del G7 y otros Jefes de Estado invitados
El presidente Mauricio Macri participó de la fotografía oficial junto a los demás líderes del G7 y otros Jefes de Estado invitados 

 

-Se vienen objetivos concretos, como acordar el presupuesto, la reforma de la carta orgánica del Banco Central después de un revés importante por las tarifas.

-Todo el mundo tiene que entender que los argentinos decidimos un cambio. No vamos a volver atrás. Tiene que quedar claro quiénes están a favor del cambio y quiénes quieren impedirlo. Y eso va a ordenar mucho las discusiones que vienen ahora, porque el futuro pasa por acá. No hay otro camino para el progreso que integrar a la Argentina al mundo, tener un gobierno que combata la corrupción y el narcotráfico, que apoye la libertad de expresión y el acceso a la información, para que la ciudadanía pueda saber qué se hace con sus recursos.

-¿Y qué pasa si el peronismo se niega a acompañar como pasó con el proyecto de tarifas?

-No hay espacio para eso. El peronismo sabe que hizo mucho daño en el último gobierno, y que no hay más lugar para la demagogia, para la locura y la mentira.

Reunión con la canciller de Alemania, Angela Merkel
Reunión con la canciller de Alemania, Angela Merkel 

 

-¿Cómo va a impactar el ajuste en la vida cotidiana de la gente?

-Nosotros tenemos que seguir justamente el ejemplo de la gente común, que se levanta a las seis de la mañana, se toma el transporte público, que no falta nunca y se esfuerza todos los días. En el presupuesto no puede haber más privilegios, gente que no trabaja, gente que se jubila mucho antes, otros que cobran por cosas que no existen.

-¿El plan va a implicar reducir los giros a las provincias?

-No nos anticipemos. Dejemos que el ministro de Hacienda el jefe de Gabinete hagan su trabajo. He hablado con los gobernadores. Son conscientes de que hay muchas cosas que se han hecho mal y de que llegó el momento de ponerlas sobre la mesa. Recién dije acá [en la Cumbre del G-7] cuando me tocó hablar: la Argentina hace dos años y medio emprendió un cambio que se basa en poner los problemas sobre la mesa.

-¿Usted perdió la confianza en los gobernadores por lo que sucedió con el proyecto de tarifas?

-[Hace una pausa y reflexiona.] Los conozco hace mucho. Por eso vamos a apostar a que cada uno ponga lo mejor de sí.

Macri se reunió con Trudeau y luego compartieron un paseo con sus mujeres
Macri se reunió con Trudeau y luego compartieron un paseo con sus mujeres 

 

-¿El recorte del gasto no puede impactar en el crecimiento del año próximo?

-Al revés. Esa es otra mentira que se le dijo a la gente. El despilfarro y la corrupción jamás pueden ayudar a crecer a un país. La Argentina, si se equilibra macroeconómicamente, es imparable. Se viene creciendo, y sin financiamiento. Solo el 13 por ciento de las pymes tienen acceso al financiamiento. Imaginen cuando todas tengan acceso y logremos bajar la inflación definitivamente. La Argentina va a ser el país que más va a crecer en los próximos 20 años, si hacemos lo que hay que hacer.

-¿La plata del Fondo es para usarla o tenerla como garantía?

-Preferentemente, uno quisiera no tener que usarla. En la medida en que bajemos el déficit más rápido, menos vamos a tener que usarla. Y sería lo mejor, para no seguir acumulando deuda para nuestros hijos y nietos.

-¿Prevén un escenario de conflictividad por los recortes?

-Yo creo en el diálogo. Lo apliqué desde que estoy en el Gobierno. La violencia, en cualquier tipo de escenario, no suma nada.

-Desde que asumió, y aquí se vio nuevamente, enfrentó una dicotomía: el respaldo en el extranjero no fue equivalente a las reacciones internas.

-Porque los argentinos abrazamos el escepticismo, la negatividad y el espíritu crítico como si fuese algo que resalta nuestra inteligencia. Y yo no creo en eso. Creo que hay que ser positivo y optimista, y creer en lo que somos capaces.

-¿Cree que los recortes y el acuerdo con el FMI pueden impactar en las elecciones de 2019?

-Sí, positivamente. Estamos construyendo una historia nueva. Cuando más argentinos es sumen y crean, más rápido va a suceder.

-Pero no hay antecedentes de campañas electorales en las que el mensaje haya sido la austeridad.

-En Boca me pusieron el “cartonero Báez” e hice una reforma para poder irme, de lo contrario me iban a reelegir de por vida. La austeridad también es un valor. Pero lo más importante es crecer. Y las dos cosas son compatibles.

-¿Alguna vez se imaginó que como presidente iba a volver a pedir dinero al Fondo?

-Desde que asumí escuché por lo menos dos docenas de veces que era el primer presidente que hacía algo en particular. Esta será una más.

Fuente: La Nación

Comentarios

comments

Powered by Facebook Comments

avatar

About Daniel Salmoral