País - Votación en el Senado de la ley de tarifas. Cristina Fernández de Kirchner 
31-05-2018
Foto: Fernando de la Orden

Cristina Kirchner, cerca del juicio oral por dádivas y asociación ilícita

Por primera vez deberá afrontar esa instancia. Cristóbal López y Lázaro Baez le pagaron más de $ 31 millones.

Cristina Kirchner -según la Justicia- incrementó su patrimonio a través de la recepción de dádivas. En este caso fueron Cristóbal López y Lázaro Báez quienes le pagaron entre 2009 y 2015 más de 31 millones de pesos en concepto de “presuntos alquileres”. Así lo determinó la Justicia en la causa donde además se los acusó de asociación ilícita y lavado de activos. En este contexto, por primera vez la ex presidenta deberá afrontar un juicio oral y público por la percepción de coimas, así lo pedirá el fiscal de la causa Gerardo Pollicita.

Cuando la Cámara Federal porteña confirmó el procesamiento contra la actual senadora de Unidad Ciudadana, concluyó que la inmobiliaria Los Sauces SA propiedad de la familia Kirchner, fue sólo una pantalla. Entonces, se remarcó que se trató de “supuestos alquileres de inmuebles” para dar “apariencia “lícita”, a operaciones comerciales “para que Báez pudiera ingresar al patrimonio de la familia Kirchner parte del dinero ilícitamente obtenido” a través de la defraudación en la obra pública. Lo mismo ocurrió con López, con el 68% de la facturación de la empresa.

Junto a este planteo, la justicia resolvió un nuevo encuadre jurídico: la figura de dádivas, entregadas por Cristóbal López y De Sousa y recibidas por la ex presidenta mediante los pagos efectuados a Los Sauces. En esta estructura comercial, Cristina Kirchner se encuentra procesada por asociación ilícita en calidad de jefe, en concurso real con lavado de dinero y admisión de dádivas.

Esta última acusación es con la que el fiscal Gerardo Pollicita utilizará para pedir en las próximas semanas que Cristina Kirchner y sus hijos Máximo y Florencia, al igual que los empresarios K vayan a juicio oral. “La asociación ilícita es parte de la causa principal que es la defraudación al Estado cuando se direccionó la obra pública a favor de Lázaro Báez “, explicaron fuentes judiciales a Clarín.

Por ello, antes del inicio del receso invernal, el representante del Ministerio Público Fiscal pedirá que afronten el juicio por el cobro, de coimas. Será la primera vez que la ex mandataria vaya a juicio oral por la percepción de dádivas.

Es que para el juez de la causa, Claudio Bonadio (ahora es Ercolini quien lleva el expediente porque quedó vinculada al fraude con la obra pública), no hay dudas que Los Sauces creada en 2006, nunca tuvo la intención de funcionar comercialmente, sino dedicarse “al cobro de retornos”. “No tenía sede social ni empleados, sólo Ramón Ángel Díaz Díaz, jardinero de la casa de la ex Presidenta”.

Como piezas indispensables de las operaciones, están los principales inquilinos: Báez (junto a tres de sus hijos), Cristóbal López y Fabián De Sousa. Para Pollicita, dada la entidad económica de los grupos Báez e Indalo, “no se advierte la necesidad real de alquilar inmuebles con las características de los bienes de Los Sauces”. Los empresarios K fueron el 86 % de la facturación de Los Sauces: garantizaron a los Kirchner $ 31.545.007 entre 2009 y 2015.

Los Sauces SA es parte del “armado de una organización criminal con la finalidad de realizar conductas de lavado de activos” y permitir que el dinero “proveniente de las maniobras defraudatorias” de obra pública, “ingresaba al patrimonio de los ex presidentes a través de dicha sociedad”.

Será, una vez que el juez Julián Ercolini realicé la elevación, el cuarto juicio de Cristina Kirchner.

Fuente: Clarín

Comentarios

comments

Powered by Facebook Comments

avatar

About Daniel Salmoral