2689966w1033

Maduro se proclama ganador, pero la oposición y el mundo desconocen el resultado

El CNE, en el que solo confían uno de cada cuatro venezolanos, anunció una victoria por el 67,7% de los votos; se registraron miles de denuncias de fraude.

El Frente Amplio Venezuela Libre, el opositor disidente Henri Falcón y el candidato evangélico Javier Bertucci exigieron anoche la repetición de las elecciones presidenciales tras el polémico triunfo de Nicolás Maduro , en una jornada marcada por los centros electorales vacíos, la compra de votos y el “fraude” electoral. Por primera vez en muchos meses, los distintos actores internos coincidieron con el Grupo de Lima (15 países de América Latina), EE.UU., Canadá y la Unión Europea, quienes desde el primer momento apostaron por no reconocer unas elecciones sin condiciones democráticas.

“Ha triunfado la paz y la democracia en esta jornada histórica de la patria. Celebramos junto al pueblo este nuevo comienzo para conducir la Patria a la prosperidad definitiva”, festejó Maduro desde el balcón del pueblo del Palacio de Miraflores, pese a que se ha quedado a más de cuatro millones de votos de la barrera de 10 millones que el mismo se marcó. Un total de votos que no llega al 29% del censo, lo que le obligó a anunciar ayer que no habrá más elecciones en los dos próximos años.

Más que por un triunfo que todos esperaban, la jornada electoral pasará a la Historia por la “rebelión de las calles vacías”, como la bautizó el Frente Amplio, que agrupa a la opositora Unidad Democrática, la Iglesia Católica, chavistas disidentes, el Movimiento Estudiantil y grupos civiles y sindicales.

Los centros de votación estuvieron semivacíos a lo largo el día
Los centros de votación estuvieron semivacíos a lo largo el día 

“El proceso carece de legitimidad, lo desconocemos. Asumo la responsabilidad de lo que estoy diciendo, hay que hacer nuevas elecciones”, dijo el candidato Falcón, que se desmarcó hace meses de la opositora Unidad Democrática para finalmente reconocer los motivos que llevaron a todo el Frente Amplio a apostar por la abstención.

“El desconocimiento del proceso electoral por parte de [Henri] Falcón reunifica a la oposición al menos en un aspecto: el desconocimiento de la legitimidad de origen del presidente Maduro y su alineación con la comunidad internacional”, sintetizó el politólogo Luis Vicente León.

La imagen de Chávez sigue omnipresente
La imagen de Chávez sigue omnipresente 

La soledad de las calles y de buena parte de los centros electorales contrastó con la euforia exhibida por portavoces chavistas, como Delcy Rodríguez, presidenta de la Constituyente. El chavismo mantuvo abiertos los centros electorales donde acostumbre a llevar de noche, más allá del horario establecido para el cierre de las mesas, a importantes grupos de electores. Sin testigos y sin control ciudadano. La primera pregunta que se hacía cualquier observador imparcial era para qué estirar un horario para votar cuando los centros permanecieron semivacíos durante todo el día.

Los datos del CNE no convencieron a casi nadie, después de una jornada marcada por los centros electorales vacíos y por las abusos estatales, ignorados siempre por el poder electoral. Hasta Luis Emilio Rondón, el único rector no chavista del CNE, aprovechó para salir a la pralesta para denunciar también que “desafortunadamente todos fuimos testigos de una jornada marcada por los incumplimientos de los acuerdos electorales”.

Los exiliados protestaron en Miami y en otras ciudades del mundo
Los exiliados protestaron en Miami y en otras ciudades del mundo 

El nerviosismo y los reproches cundieron durante la jornada dentro de las estructuras de las Unidades de Batalla Bolívar Chávez (UBCH), las novedosas Redes de Articulación (RAAS) y los Comités Locales de Abastecimiento (CLAP), además de los consejos comunales, encargados de empujar a como sea a los votantes hasta las urnas. La situación obligó a Nicolás Maduro a aparecer a las 15:00 en televisión para lanzar la tradicional Operación Remate, y animar así a los votantes que reciben prestaciones sociales que acudan a los centros electorales usando los recursos del Estado. “Le hago un llamado a todo el pueblo venezolano a salir a votar. Vamos a facilitar al pueblo el transporte para ir a votar. Mientras más votos, más paz”, enfatizó el mandatario.

Toda una novedad, ya que hasta ahora el chavismo sí usaba todo tipo de vehículos para trasladar a sus votantes más remolones hasta la urna, pero jamás lo había anunciado públicamente su líder.

Las imágenes durante todo el día ahondaron las ya vistas el año pasado durante los comicios para elegir a los delegados de la Asamblea Nacional Constituyente. Centros electorales vacíos por todos lados, aunque a los datos aportados por el oficialismo elevaron la cifra de votantes hasta los 8 millones. Tres días más tarde, Smartmatic, empresa que contabiliza los votos, denunció al mundo que el escrutinio se había hinchado con al menos un millón de votos.

Rechazo internacional

Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea (UE) y una docena de países latinoamericanos sostienen que la elección no es justa ni transparente y acusan a Maduro de socavar la democracia. El presidente reiteró hoy que le “resbala” que le digan “dictador”.

Casi todo el círculo del gobernante está sancionado por la UE y Washington, que recién sumó al número dos del chavismo, Diosdado Cabello, a su lista de 70 autoridades venezolanas sancionadas.

En la jornada, altos funcionarios estadounidenses como el secretario y subsecretario de Estado, Mike Pompeo y John Sullivan, respectivamente, ratificaron que desconocerán el resultado de las elecciones y anunciaron que Washington considera activamente aplicar sanciones petroleras.

Maduro dijo, en una breve declaración a periodistas en el palacio de gobierno y al ser consultado sobre lo dicho por Pompeo y Sullivan, que “la agresión proveniente del gobierno del Ku Klux Klan contra el pueblo de Venezuela está muy desprestigiada”. Con sus líderes más populares encarcelados o con prohibición para postularse, la coalición opositora llamó a abstenerse para no legitimar lo que llama una “dictadura”.

Maduro confía en que esos gobiernos finalmente lo reconocerán, así como en el apoyo de China y Rusia y de la, hasta ahora incondicional, cúpula militar.

Fuente: La Nación

Comentarios

comments

Powered by Facebook Comments

avatar

About Daniel Salmoral