DayTY0UWAAAyvDx

El “bettinismo” ya saltó a la arena. ¿Y el resto de Cambiemos?… – Por: Daniel Salmoral

El encuentro provincial de “Salta Nos Une”, partido que preside la diputada provincial, Bettina Romero días atrás, marcó de manera clara cuál será la estrategia político – electoral que llevará adelante esta fuerza en el espacio político Cambiemos, en Salta.

Si bien sus dirigentes no lo han expresado de manera pública, se puede deducir que su principal objetivo será consolidarse como el partido sobre el cuál se deberá apoyar toda la estructura política de Cambiemos en la provincia, sobre todo la figura del intendente capitalino, Gustavo Sáenz, cuando arranque su camino electoral hacia las colinas del Grand Bourg.

El “romerismo”, como muchos llamaban a este conjunto dirigencial, se ha caracterizado en el tiempo por su capacidad de organización, por eso no extraña que aún cuando falta mucho tiempo para los comicios de 2019, ya haya empezado a delinear, en el terreno y con su gente, lo que serán sus objetivos políticos y como harán para alcanzarlos.

Si se mira el intestino del espacio que lidera Mauricio Macri en Salta, no hay dudas que la figura que emerge como la que más apoyos ciudadanos genera y mayor esperanza de acceder el gobierno provincial despierta, es la del Intendente Sáenz, pero este status lo ha generado el mismo fundamentalmente por su carisma, su intuición y olfato para llegar de manera directa a la gente, y ahora también por su capacidad de gestión.

Sólo Propuesta Salteña, que mantiene su histórica estructura de cuadros, ha logrado transcender como “partido” integrante del frente macrista salteño, mientras que el resto de quienes lo conforman, tal el caso de País; PRO; Primero Salta o el PCP, entre otros, no han conseguido hasta ahora mostrarse como agrupaciones políticas consolidadas que puedan ofrecer una estructura dirigencial y territorial confiable sobre la cuál se pueda recostar Sáenz para llegar al gobierno provincial.

Por eso lo realizado por “Salta Nos Une”, por estos días, muestra que ellos ya han iniciado la tarea de constituirse en el principal partido político del tinglado político del Presidente en Salta.

Este partido, de reciente constitución en Salta, retoma los pasos que dejó trunco el “Frente Salteño”, agrupación que contuvo al “romerismo” durante varios años, pero que luego se volatilizó de la mano de su titular, Javier David, quien lo “entregó” sin pena ni gloria y mansamente a las manos de Juan Manuel Urtubey, convirtiéndolo a partir de allí en un pálido “sello de goma” quien, al igual que el Partido Renovador y para lo que viene políticamente en Salta, ya no le sirve a nadie sólo a quienes los implosionaron.

Por eso es allí, en esa nueva carpa política, donde conviven figuras importantes y conocidas de la política local.

Sin duda que la más importante es la del senador nacional y ex gobernador constitucional, Juan Carlos Romero, quien junto a su hija Bettina, lograron aglutinar, nuevamente, a buena parte de ex funcionarios, ex legisladores y por sobre todo a importantes dirigentes de base de toda la provincia, que fueron los que le dieron sustento a la gestión gubernamental durante los doce años de mandato.

Justamente son éstos, junto a nuevas camadas, sobre todo de jóvenes, dicen sus conductores, los que entusiasman a sus lideres con la idea de hacer de este nóvel partido, la más importante agrupación política de Salta, por encima del propio PJ, a quien consideran en franca etapa de decadencia de la que, aseguran, les llevará mucho tiempo recuperarse.

Con este análisis, han comenzado a avanzar hacia la gran elección del año que viene en la que, afirman, serán la base electoral del “gustavismo”.

Tenemos experiencia en armar estructuras políticas. Los doce años de gobierno de Juan Carlos (Romero), lo demuestran. Sabemos que sin organización es imposible avanzar a ningún lado, por eso ahora estamos en esa tarea. Dentro de Cambiemos, vemos que la figura de Gustavo (Sáenz) está sola. No tiene detrás suyo un partido en el que pueda recostarse y avanzar tranquilo, por eso nosotros, sin que ese sea nuestro único objetivo, vamos a mostrar que somos la más importante agrupación de Macri (Mauricio) en Salta, inclusive por encima de su propio PRO que aquí son apenas un conjunto de cinco o seis voluntades nada más”, acercó a manera de reflexión uno de los principales dirigentes del recién nacido pero ya popularizado, “bettinismo”, quien agregó que la figura fresca de su Presidenta le otorgó al jóven partido un renovado entusiasmo para caminar hacia lo que viene.

Sobre las afirmaciones acerca de lo que hizo o hace el PRO salteño, habría que decir que no son pocos los ciudadanos de a pié que se muestran sorprendidos porque el partido, aún siendo el del propio Presidente, no ha crecido de manera contundente en la provincia desde que Macri llegó a la Casa Rosada en diciembre de 2015.

Si bien sus dirigentes más conocidos y que ocupan cargos legislativos se encargan de recorrer el espinel de medios de comunicación defendiendo la gestión presidencial, en verdad sorprende que la agrupación política no haya lanzado ya, por ejemplo, una masiva campaña de afiliación en toda la provincia que es quizás la manera mas cierta de saber el grado de adhesión y compromiso de los ciudadanos con quien conduce el gobierno nacional.

Lo que pasa es que no es fácil decir que sos macrista y venís a pedir apoyo para su gobierno”, afirman desde la vereda de enfrente.

Lo cierto es que por ahora, únicamente el partido con ADN peronista, fue el que saltó a la arena mostrando estructura e intención de asegurar su llegada al poder.

No sorprende.

Quienes vienen desde el PJ, saben que en política lo único que sirve es llegar al poder por eso ya iniciaron su marcha hacia ese objetivo.

Gustavo (Sáenz) ya sabe que quienes conservan poder en el interior de la provincia somos nosotros, por eso nuestro encuentro del otro día fue para iniciar, principalmente, la tarea territorial en la Salta de adentro”, comentó un ex funcionario “juancarlista”.

Los “bettinistas” ya iniciaron la caminata que, adelantan, dará tracción a Gustavo Sáenz pero también servirá para impulsar a sus propios candidatos a senadores y diputados nacionales, intendentes, legisladores provinciales y municipales

¿Harán lo mismo el resto de los partidos integrantes del Cambiemos salteño?

Deberían hacerlo.

Todos saben que lo peor que les podría pasar, sería mirar lo que sus socios hacen mientras ellos, desde un céntrico café, solo se limitan a observar y criticar.

pie-Daniel-Salmoral

 

Comentarios

comments

Powered by Facebook Comments

avatar

About Daniel Salmoral