El plan para que Macri sea reelegido – Por: Joaquín Morales Solá

Dicen que el estado de la economía no enamora a nadie y que carece de sensualidad. El crecimiento es moderado para un país largamente estancado. La inflación es todavía alta. Las inversiones se demoran. Ni siquiera el Gobierno lo niega. Es así, acepta. Sin embargo, detrás de ese telón de grisura se esconde un ambicioso plan para reinstalar a Mauricio Macri en la presidencia el próximo año, cuando haya concluido el mandato actual. El proyecto cuenta con dos carriles: el futuro curso de la economía -cómo no- y las serias limitaciones de la oposición. La reelección del Presidente será una consecuencia del gradualismo, que evitó las impopulares políticas de shock, y porque siempre habrá una alternativa peor que él, aseguran los estrategas del oficialismo.

Otra nube que aparece en el horizonte es una posible guerra comercial desatada en el mundo por Donald Trump, que impuso importantes aranceles a las importaciones de acero y aluminio. El proteccionismo en los Estados Unidos resurge justo cuando la Argentina decidió integrarse al mundo. La decisión de Trump ya provocó una dura advertencia de la Unión Europea, que amenazó con hacer lo mismo con productos norteamericanos estratégicos. La Argentina saldría perdiendo, obviamente, de una guerra comercial a nivel planetario.

La lectura que hacen los funcionarios argentinos es distinta: la guerra de Trump es con China, porque quiere reducir la influencia de la potencia asiática en los países emergentes, más que nada en los emergentes latinoamericanos. No es solo una deducción; altos funcionarios norteamericanos ya hicieron oficial y pública esa política. De hecho, Trump excluyó de su guerra, por ahora, a México y a Canadá. “Y si Estados Unidos quiere sacar a China de América Latina, tendrá que jugar con generosidad con los países latinoamericanos”, dice un funcionario macrista. Por ahora, el gobierno de Macri comenzó negociaciones con Washington para que excluya al país de su nueva política arancelaria. Dos empresas locales importantes son exportadoras de acero y aluminio a los Estados Unidos: Techint, que vende caños de acero sin costura, y Aluar, que vende aluminio.

El Gobierno quiere reeditar el año 1993. Entonces, tras cuatro años de errores y vacilaciones, el plan Cavallo frenó en seco la inflación (hiperinflación en ese caso) y la economía volvió a crecer. El gobierno de Menem ganó las elecciones legislativas de ese año hasta con el desconocido Erman González en la Capital, donde derrotó al delarruismo por primera vez desde 1973.

En ese contexto cobra especial relevancia la disputa con la Unión Industrial, donde debería estar el núcleo duro de apoyo al Gobierno. Nadie sabe cómo comenzó todo, pero lo cierto es que el Gobierno reaccionó ante versiones que no fueron un documento oficial de la central industrial ni declaraciones formales de su presidente, el empresario Miguel Acevedo. Al parecer, el Gobierno reaccionó por versiones periodísticas sobre lo que sucedió en una reunión de unos 60 empresarios en la central fabril. Algunos ministros pidieron una autocrítica: “No podemos contestarles a versiones periodísticas”, dijeron.

Comentarios

comments

Powered by Facebook Comments

avatar

About Daniel Salmoral