quijote y sancho

Asoman candidaturas: “Cosas veredes, Sancho”… – Por: Daniel Salmoral

El tema de una nueva reforma de la Constitución de la Provincia de Salta, ganó cuerpo durante la última semana y llevó a que el conjunto dirigencial político comenzará a pronunciarse sobre la cuestión.

Si bien la mayoría coincide en la necesidad de “refrescarla” y aggiornarla a los tiempos que corren, las diferencias surgieron a la hora de acordar cuándo será el momento oportuno para llevarla adelante.

Varios de los políticos consultados, opinaron que para “toquetear” la Carta Magna provincial hace falta un gran consenso y para materializarlo, hace falta que todos los sectores se expresen y eso lleva tiempo, por lo tanto indican que pretender hacerla en este año 2018 aunque no es electoral será difícil, imposible dicen unos cuantos, si lo que en verdad se busca es modificarla no para sacar ventajas que beneficien a unos cuantos sino al conjunto social salteño.

Por eso, no son pocos los que dicen que está muy bien que se comience a charlar del tema ahora, pero que la tarea concreta de cambiarla deberá esperar, por lo menos, hasta el año 2020.

Quienes buscan que se haga este año que a decir verdad, han sido muy pocos, uno en realidad de manera pública, no consiguieron que sus dichos muevan ningún amperímetro.

Lo que sucede es que si realmente se buscar darle a la Constitución de Salta una vida nueva y útil, resulta imposible hacerla en lo que resta de este año por más que los votantes no deban concurrir a las urnas.

El gobierno de Juan Manuel Urtubey, que está corriendo los últimos metros antes de entregar la posta, está limitado en esto porque algunos, con razón, afirman: “tienen las valijas listas para irse y recién después de once años en el gobierno ¿hablan de reforma?… suena a poco serio”, dicen sin medias tintas.

Este comentario no es antojadizo si se tiene en cuenta que resulta sospechoso, no solamente para los dirigentes políticos opositores sino además para el ciudadano de a pie, que cuando este gobierno comienza a despedirse, por fin hable de esta posibilidad.

“Urtubey gobernó once años ya y recién ahora cuando se va ¿menciona la palabra reforma?, no me parece bien que lo haga”, desgranó entre otras consideraciones sobre el asunto en el programa político “7 PM” por FM Pacífico, el dirigente Carlos “Uluncha” Saravia.

Las palabras del abogado y escritor, tuvieron rápida adhesión por parte de dirigentes de casi todo el arco opositor al gobierno, ya que ellos también hablaron de la necesidad de buscar acuerdos amplios y que eso lleva inexorablemente tiempo y mucho diálogo.

En el mismo programa político, el presidente del PRO en Salta y diputado provincial, Martin de los Ríos, aseguró que la reforma, si es seria, “llevará años buscar consensos, por lo que es imposible que salga en el corto plazo”. En el mismo sentido se mantuvieron diputados nacionales como Martín Grande y legisladores provinciales y municipales de ese mismo partido.

“La reforma constitucional no servirá si solamente la limitamos al tema de las reelecciones de gobernador, intendentes y legisladores. Tenemos que hablar también del rol de la justicia, de los organismos de control hoy en manos del oficialismo, del cuidado del medio ambiente y de los canales de participación real de los ciudadanos”, lanzó otro dirigente, peronista éste pero no enrolado en las filas del Gobierno, quien abogó para que el tema ya comience a ser debatido en distintos ámbitos pero sin ponerle plazos perentorios para que se concrete.

Advirtiendo esta realidad, es posible aventurar que la reforma no saldrá en este 2018 y tampoco en el que viene, que será “super electoral”, por lo que pasaría directamente hasta el 2020.

Candidaturas a gobernador, comienzan a hacer ruidos

Pero no sólo en la semana se habló de reforma constitucional.

También las candidaturas a gobernador, sobre todo, ganaron la escena.

Tanto Pablo Kosiner como Javier David, peronistas y de la riñonada urtubeycista, hicieron saber su intención de ir a la conquista de las colinas grandbourdianas.

Kosiner dijo que está trabajando para ser gobernador desde hace ya un tiempo largo, mientras que David adelantó que está en conversaciones con el kirchnerista Sergio “Oso” Leavy, para ver si “arriman la bocha” y pueden conformar una fórmula gubernamental.

El comentario de David sobre su cercanía con el presidente del kirchnerismo en Salta, ya no sorprendió porque en los últimos tiempos el legislador nacional juega en el Congreso como “libre pensador” y vota en disidencia con lo que su jefe político, Juan Manuel Urtubey, decide.

“Primero fue romerista, luego urtubeycista y ahora al parecer es ‘osista’. No hay dudas que Javier (David) es un pragmático de la primera hora”, deslizó irónicamente en mesa de café un funcionario de llegada diaria al despacho del Gobernador.

No obstante estos nombres, desde las usinas U adelantan que estos no serán los únicos que saldrán a la luz en los meses venideros y ya adelantan una sorpresa que dejará pasmados a tirios y troyanos.

“Hay que esperar que pase el Mundial de Rusia para comenzar a hablar recién del sucesor de Juan (Manuel Urtubey). Él ya dijo que quien quiera jugar que juegue. No bendecirá ni excluirá a nadie. El que crea que puede llegar que salga. De todas maneras, hace rato que el Jefe maneja encuestas que le dicen como está uno u otro dirigente, legislador o funcionario que quiera sucederlo”, expresó otro allegado directo a Urtubey.

En tanto en otros tinglados políticos provinciales también hay temblores.

Luego del cónclave del PRO a nivel nacional de sólo unas horas atrás, se conoció la decisión, según “La Nación” del domingo, que el macrismo ya habría elegido y que Gustavo Sáenz, el jefe comunal capitalino, sería el encargado de quitarle al peronismo la gobernación salteña.

El comentario del diario nacional fue rápidamente capitalizado por la tropa “gustavista”, quien aunque pidiendo reservas, reconocieron que existe un trabajo a nivel provincial que ya se viene haciendo, con la intención de impulsar a Sáenz hacia la primera magistratura provincial.

“Con el apoyo del gobierno nacional, no nos para nadie. Decíme si te gusta está fórmula: Gustavo (Sáenz) – Bettina (Romero) para la gobernación y Martín  Grande para la intendencia de la Capital, a lo que deberíamos sumar a otros dirigentes de peso del interior que podrían ir por sus respectivos municipios”, fue el comentario emocionado que le acercaron al autor de esta columna en la mañana dominguera.

¿Tendrá chances de pasar al terreno tangible esta alquimia que por estas horas es solamente eso?

No habría que olvidar lo que Don Quijote le dijo a su fiel escudero: “Cosas veredes, Sancho”…

pie-Daniel-Salmoral

 

Comentarios

comments

Powered by Facebook Comments

avatar

About Daniel Salmoral