Bk5izfLrf_930x525__1

Mauricio Macri debuta en Davos como jefe del G-20 y pidió apoyo a Alemania para negociar con Europa

El Presidente hablará este jueves ante los líderes mundiales. Ya se reunió con Merkel y solicitó ayuda para la negociación del tratado de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur. 

La agenda de Mauricio Macri por Europa se descongela. Este miércoles llegó a Davos con sol y 7 grados, sin duda el comentario del día en esta comuna del cantón de los Grisones. Quedó atrás una Moscú con nubes y -15 grados. Pero también las citas del Presidente resultaron más cálidas. Justin Trudeau ingresó a la Casa Argentina batiéndose el pelo, saludando y a un trote ligero. Vladimir Putin, en la reunión del martes, marchó solemne entre las estatuas de Pedro El Grande y Alejandro I para acomodarse al lado de Macri sin decir mucho. O más bien nada.

El ambiente de Davos dónde se reúnen empresarios, presidentes y artistas de todo el mundo, luce bastante relajado este año salvo por el arribo de este jueves de Donald Trump. En este contexto, el Presidente dará un discurso en el plenario del Congress Hall a las 11.20 de la mañana de Suiza.

Macri en su exposición hará énfasis en la conducción argentina del G-20. Todo un cambio respecto a hace dos años cuando vino aquí la última vez. Entonces había asumido hacía casi un mes la presidencia y la economía estaba en default.

Ahora Macri fue todo lo contrario. Se lo vio reuniéndose con líderes y mencionando la agenda del G-20. Con Bill Gates habló de un proyecto conjunto en el ámbito de ese bloque y orientado a garantizar la seguridad alimentaria mundial. Y luego vio Hugh Evans, fundador y CEO de Global Citizen, una plataforma que apadrina y respalda a organizaciones que luchan contra la extrema pobreza, encargado de organizar el festival social en la cumbre del G20 de Hamburgo.

También hubo turno para la política y el G-20. Con Angela Merkel, la canciller de Alemania, conversó sobre el futuro del trabajo, la infraestructura y un futuro alimentario sostenible. Tres ejes que Argentina impulsa este año en su presidencia.

Macri sostuvo que la reunión con Merkel fue muy buena. Lo mismo con el canadiense Trudeau. Y volvió a referirse a su deseo de avanzar en acuerdos de libre comercio desde el Mercosur. Con Trudeau conversó sobre el inicio de las negociaciones entre el bloqueCanadá. Habrá un anuncio formal en Ottawa a principios de febrero al respecto. “Están para cerrar rápido los canadienses”, dijo un alto funcionario.

El Presidente también se refirió a la cuestión del acuerdo con la UE. Habló del tema tanto con Merkel como con Mark Rutte, primer ministro de Holanda, prácticamente 24 horas antes de volar para París y encontrarse con alguien más opositor a esa hoja de ruta: Emmanuel Macron“Le pedí que sigamos apoyando para ver si hay un acuerdo”, dijo Macri sobre la cita con la canciller. “Ella está muy a favor. Cree que es una gran oportunidad para el Mercosur y para la UE. Lo mismo Rutte”.

Macri no lo oculta. Quiere el acuerdo lo antes posible. “De esto haremos un tema central en la visita a Macron el viernes en París. Vamos a hablar respecto de las diferencias de los volúmenes agroindustriales y alimentarios que marcan la diferencia”. El mandatario explicó que busca primero firmar un convenio político para derivar en un proceso que llevará otro año. Finalmente, unos diez años para el proceso de integración. “Nos da mucho tiempo a todos a prepararnos”.

Este jueves también habrá aquí en Davos una reunión bilateral entre autoridades argentinas y de Bruselas sobre este tema. El canciller Jorge Faurie se reunirá con Jyrki Katainen, vicepresidente de la Unión Europea, y Cecilia Malmstrom, comisaria de Comercio de la Comisión Europea. Este encuentro, más el de mañana Macri-Macron, son la antesala de la continuación de la reunión ministerial de la próxima semana en Bruselas donde el gobierno argentino tiene la esperanza de que ocurra ‘algo’.

Los empresarios en la Casa Argentina se mostraron optimistas con la figura de Macri. “Genera confianza y credibilidad de que hará lo que dice”, opina por ejemplo Marcelo Mindlin, dueño de Pampa Energía. “No tenemos todos los problemas solucionados ni muchos menos. Pero le creen”. El vice del Banco Itaú a nivel global, Ricardo Villela Marino, uno de los empresarios presentes ayer en el almuerzo con el Presidente, señaló: “Creo que Macri está teniendo una muy buena gestión y haciendo reformas positivas. Puso a la Argentina otra vez en el mapa mundial, resolvió el default, se rodeó de gente muy calificada en sus ministerios”.

En el almuerzo sirvieron mollejas preparadas por una chef argentina que vive en Suiza. En el bar había mini alfajores Cachafaz. “¡Qué nivel!”, dijo la Reina Máxima frente a ellos. No los probó. Subió al primer piso a la oficina de Macri. Después de marcharse, el Presidente anunció que Holanda le comprará a la Argentina un reactor nuclear para investigaciones.

Fuente: Clarín

Comentarios

comments

Powered by Facebook Comments

avatar

About Daniel Salmoral