consumo-2527290w620

Economía: La reactivación llegó al consumo masivo

En septiembre, las ventas en volumen crecieron 0,4% interanual, el primer índice positivo de la era Macri tras la recesión de 2016; impulsaron bebidas con alcohol y alimentos perecederos.

Se hizo esperar, pero finalmente el “brote verde” más buscado por el Gobierno llegó en el momento más oportuno. Unos días antes de las elecciones legislativas, se conoció que, por primera vez en más de un año y medio, enseptiembre el consumo registró números positivos.

Para la administración de Mauricio Macri se trata del segundo índice positivo que puede mostrar en materia de consumo masivo después de un repunte aislado observado en febrero de 2016, que rápidamente había quedado sepultado por las caídas de los meses siguientes.

La reactivación del consumo ya había sido anticipada por los analistas del sector, que destacaban que a partir del segundo trimestre del año la actividad en los supermercados había empezado a dar señales de una desaceleración de su caída.

“Hace unos meses que veíamos un cambio de tendencia, que esperamos que se mantenga durante los próximos meses. De confirmarse la mejora, el año igualmente va a cerrar con una baja en el consumo masivo, pero menor. El acumulado de los primeros nueve meses del año llega al 3,7%, y el año podría terminar en 1 o 2% abajo”, señaló Del Río, refiriéndose a las comparaciones interanuales.

Por rubros, las bebidas con alcohol volvieron a ser el motor del indicador promedio. El mes pasado, las ventas de la categoría tuvieron un espectacular crecimiento del 8,5% en volumen, impulsado por la demanda de cerveza, que había sufrido una fuerte caída el año pasado.

Se reactiva el consumo masivo
Se reactiva el consumo masivo

De esta manera, el rubro acumula en los primeros nueve meses de 2017 un incremento del 2,2% respecto del mismo período del año anterior, que contrasta contra la caída del 3,7% que sigue mostrando la canasta en general en la misma comparación.

“Se sigue confirmando la hipótesis de Scentia sobre la conformación de una nueva base de consumo en la Argentina, con su nuevo nivel, en especial por un cambio en la estructura de gastos del hogar”, señala Del Río. Los nuevos gastos que compiten con el que se hace en supermercados incluyen el turismo de compras (con Chile y Paraguay como mercados estrellas), la compra y el patentamiento de autos, la reaparición del crédito hipotecario y los gastos que superan la inflación, como la electricidad, el gas, las naftas, los peajes y los transportes.

La reactivación de los supermercados se suma al buen momento que ya vienen viviendo los comercios mayoristas en los últimos meses, de la mano de un cambio en los hábitos de consumo y una migración de muchos clientes que abandonaron las cadenas tradicionales por propuestas de venta al por mayor como Makro, Yaguar, Maxiconsumo, Diarco y Vital.

De acuerdo con un informe de la consultora Kantar, el 47% de los hogares de Buenos aires visitaron un establecimiento mayorista en el último año, casi uno de cada dos compradores. Y en la actualidad los mayoristas calculan que el 30% de sus ventas corresponden a un consumidor final “con cierto poder adquisitivo, de clase media”, y empiezan a idear estrategias para captar también a gente de menores ingresos.

Todo a favor, salvo la inflación

Dato del editor

Los datos de consumo masivo muestran, ahora sí en la línea más cercana a la población -esto es, en las cajas de los comercios, más allá de los números macro que viene dando el Indec-, que el Gobierno llega a las elecciones del 22 con los números económicos a su favor. Algún engranaje, sin embargo, aún no termina de acomodarse en esa tendencia: el Indec informará este jueves el dato de inflación del mes pasado, que de acuerdo con lo anticipado ayer por el índice Congreso habría rondado el 1,6%, aún lejos del 1% al que aspiran en la Casa Rosada.

Fuente: La Nación

Comentarios

comments

Powered by Facebook Comments

avatar

About Daniel Salmoral