maxresdefault (8)

Un empate no es un mal resultado – Por: Valeriano Colque

Un viejo apotegma futbolero afirma que cuando un equipo pasa por una muy mala racha, lo más primordial es terminar con las derrotas. A partir de ahí, los técnicos mandan al frizzer el sueño de pelear arriba, sencillamente para abocarse a lograr algún empate que los vuelva a ubicar en el escenario.

Con la economía, pasa algo similar, y mucho más en la Argentina. Desde hace cinco años, el país no crece, con sectores como el industrial, que desde 2011 no crea empleo y mantiene una enorme capacidad ociosa, según lo expresó en varias oportunidades la Unión Industrial Argentina (UIA), con estadísticas en la mano.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, salió a ponderar los datos de la macroeconomía y a afirmar que ya se percibe un leve crecimiento. Consultoras privadas comparten el diagnóstico, pero la mejor síntesis sería que los indicadores “han dejado de caer”. Es poco, pero revive alguna expectativa que se estaba marchitando. Avalado en el discurso de Mauricio Macri, es un dato importante en sí mismo, aun cuando haya ocasionado más de una reticencia fundada en otro hecho incuestionable: que la mejora reponga el empleo y se perciba en el bolsillo.

Pero la afirmación de Macri acerca de que el país superó “lo más difícil” y “se está poniendo de pie” es sencillamente el análisis reiterado del técnico de fútbol que viene con mala racha y, ante un empate en cero, se alegra por haber dejado de perder.

Si bien ayer el Gobierno se encontró con que la recaudación tributaria evoluciona por debajo de la inflación, otros datos reafirman la percepción de que la economía va camino a lograr un nuevo piso a partir del cual en un trimestre reaparezca en más áreas algo similar al crecimiento.

El indicador sintético de la actividad de la construcción (Isac), que elabora el Indec, mostró en enero una caída del 2,4 % respecto de igual mes del año pasado.

Pero venía de bajas del 7,8 % en diciembre, 9,4 % en noviembre y 19,2 % en octubre. El equipo, entonces, ya no pierde por cuatro a cero y se encamina a un empate impulsado por la obra pública, cuya reactivación comienza a aparecer en los despachos de cemento.

También hubo un incremento en los pedidos de permisos de construcción en los 41 municipios que mide el Isac. Y la caída en la cantidad de puestos de trabajo de la construcción verifica, asimismo, una desaceleración.

La actividad industrial es otro costado que empieza a mostrar signos de que el equipo quiere salir del fondo. En octubre pasado, había caído 8 puntos; en noviembre, 4,1; en diciembre, 2,3, y en enero, 1,1.

A la mayor parte de esa recuperación la explica la industria automotriz contra una base de comparación muy baja, y es derivada de la venta de camionetas que, se supone, demanda el campo. Puntual, pero crecimiento al fin. El fuerte aumento en febrero de las ventas de autos (19 %) y motos (37 %) puede estar marcando una reacción del consumo a dos velocidades

En esa foto, hay otros sectores manufactureros, como el calzado, más complicados.

La industria tiene pendiente un debate acerca de su grado de intercambio con el mundo. Rechaza la competencia externa pero necesita desesperadamente de los insumos que vienen de afuera para agregarles valor y revenderlos con precios nacionales dentro de la frontera, porque sus posibilidades de exportar son escasas.

Vive aprisionada por los costos y los conflictos internos, desde la logística, pasando por las cargas salariales y los juicios laborales, hasta el valor de la energía.

Otro dato que apunta a conseguir el empate es que el déficit de la balanza comercial se redujo un 40 % interanual, pero, claro, como entran proporcionalmente más bienes de consumo que en 2016, la sensación es de una apertura “indiscriminada” en los mercados.

Así las cosas, los técnicos, Macri y Dujovne, suponen que un empate no es un mal resultado. Si da o no para el festejo, depende de otros criterios.

Dólar e inflación. Déficit fiscal y tipo de cambio están estrechamente relacionados: un déficit fiscal elevado tiende a mantener bajo el tipo de cambio. Como ocurre actualmente, cuando el endeudamiento externo para financiar el déficit fiscal genera exceso de dólares y bajo tipo de cambio. Por otra parte, para el Banco Central “el tipo de cambio no está retrasado”, aunque que quizá llegó el momento de una reducción paulatina de los encajes.

También el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, habló del tipo de cambio y señaló que con la cotización actual del dólar “la economía puede trabajar adecuadamente”, aunque aclaró que todos los días buscan mejorar la competitividad.

En el mediano y largo plazo, la Argentina tiene que encarar una agenda de competitividad muy importante, en la que hay que mejorar los costos asociados a la infraestructura, los costos del capital y los costos laborales que no sean salarios.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que el nivel de actividad industrial registró en enero una caída de 1,1 % interanual, por lo que completó un ciclo de 12 meses consecutivos con bajas.

El mercado espera un aumento de la inflación en marzo, que subirá a 1,9 % mensual, para tocar su pico en abril con 2,1 %, luego de lo cual bajará a entre 1,5 y 1,4 %.

Así lo indica el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), una encuesta que realiza el Banco Central entre 55 informantes, entre consultoras, bancos y centros de investigación locales extranjeros.

La encuesta presentada hoy arroja que la expectativa de inflación del mercado para todo el año es de 20,8 %, tres puntos más que el objetivo de máxima previsto por la autoridad monetaria para la política antiinflacionaria (12 a 17 %).

Este aumento entre marzo y abril estará incentivado por el ajuste en las tarifas. De hecho, el REM proyecta que la inflación núcleo (que mide la variación de los precios no regulados por el Estado) se ubicará entre 1,4 y 1,5 % mensual.

El relevamiento también proyecta que en diciembre la tasa de referencia estará en 20%, cuatro puntos menos que la actual; que el tipo de cambio con el dólar llegará a 17,9 pesos y que este año la actividad crecerá 3 %.

pie-Dr-Valeriano-colque

Comentarios

comments

Powered by Facebook Comments

avatar

About Daniel Salmoral